Rastreando Explosivos...


Los perros detectores de bombas están siendo utilizados por varios Países como un método eficaz a los posibles ataques terroristas. Sin embargo, los expertos también dicen que los perros detectores de explosivos tienen sus capacidades limitadas por una serie de factores, incluyendo la proporción de olor del explosivo y lo lejos que se pueden encontrar los perros de una persona que lleva una bomba, es por eso que en los aeropuertos se les emplea cerca de los equipajes y a una distancia prudente de los pasajeros, teniendo presente que se pueden herir susceptibilidades.
Sin embargo, la eficacia del perro en la detección está comprobada y por tanto es indiscutible,sus capacidades no han podido ser superadas por ningún equipo de última generación, es por eso que unidades caninas están cumpliendo funciones de seguridad en diferentes partes del mundo con el propósito de "endurecer" los sistemas y disuadir un ataque terrorista.
Tras las experiencias de atentados terroristas en el mundo, la necesidad de contar con sistemas tecnológicos y unidades caninas en la revisión de equipaje para la detección de explosivo se ha hecho una cosa de vital importancia, por ejemplo, el transporte oficial en la ciudad de Washington incrementó su seguridad utilizando cámaras, armas automáticas policiales y perros entrenados.
Los científicos están día a día trabajando en encontrar mejores sistemas de detección empleando las capacidades que hoy brinda la tecnología, pero aún así, el equipamiento más sofisticado no está diseñado para prevenir un ataque, sino más bien para minimizar pérdidas y reducir el impacto.
Entonces, ¿Cómo se puede detectar a todo el que lleva explosivos?" preguntó Fred Goodine, subdirector general del Metro de Washington, uno de los lugares mas vulnerables a atentados terroristas, su respuesta fue "No hay tecnología, al menos hoy. No si uno quiere tener un sistema abierto, que es lo que significa el tránsito masivo."
Después de los atentados terroristas de los trenes de viajeros en Madrid que asesinó cerca de unas 200 personas en 2004, oficiales del Departamento de Seguridad del País comenzaron a experimentar en una estación de tren de Maryland para comprobar si era factible monitorear a los pasajeros con el equipamiento de detección de bombas. Durante 30 días, en un un proyecto experimental de 1 millón de dólares, en la estación New Carrollton Amtrak/MARC, los viajeros tenían que caminar a través de un "olfateador" de alta tecnología, desarrollado por la Seguridad de Infraestructura de General Electric, que les registraba en busca de residuos de bombas. Los pasajeros tenían que pararse en un portal de seguridad durante 12 segundos mientras que un sensor en el techo "olfateaba" en busca de rastros de explosivos. El equipo disparaba ocho ráfagas de aire a la parte superior de los muslos para ayudar a soltar cualquier partícula que pudiera haberse pegado a la ropa. Funcionarios de transporte dijeron que el sistema llevaba demasiado tiempo y los trenes sufrían retrasos.
Un aparato detector de bombas "no tiene apenas lugar en la infraestructura abierta del transporte masivo", dijo Greg Hull, director de programas de bienestar y seguridad de la Asociación Americana de Transporte Público, quien trabaja en el Proyecto New Carrollton.

A pesar de todas estas desventajas y las demoras, se están utilizando "máquinas sopladoras" en muchos aeropuertos de todo el mundo junto con máquinas de Rayos X que escanean el equipaje, máquinas de detección de rastros que utilizan un cepillo de algodón para comprobar si hay residuos, etc,etc.

No existe tecnología práctica para detectar si alguien transporta explosivos en su cuerpo o equipaje, la mayoría de ella requiere espacios y características que dificultan su precisión y su funcionalidad. Equipos electrónicos como el Itemiser que es el primer detector de trazas en el mundo, puede detectar en forma simultánea iones positivos y negativos en una amplia gama de explosivos y narcóticos. La detección de iones tanto positivos como negativos permite identificar eficazmente los componentes en una sola muestra.
Este instrumento ergonómico y portátil detecta simultáneamente explosivos y narcóticos pero requiere de una operancia algo complicada que debe cumplir con ciertos factores técnicos (temperatura adecuada, espacio necesario, cantidad de operadores requerido, contaminación atmosférica baja, etc.) que no siempre se dan en aeropuertos o lugares públicos para que el resultado sea el esperado.

El Itemiser


Otro equipo conocido hoy en día es el VaporTracer del tipo portable, que detecta e identifica trazas microscópicas de explosivos y narcóticos. La unidad de desorción delantera permite al VaporTracer utilizar el mismo sistema de muestreo de alta eficiencia originalmente desarrollado por el Itemiser® de GE. Esta unidad fue desarrollada con el apoyo del Programa de Desarrollo de Tecnología para el combate a las Drogas del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. El programa proporciona servicio a agencias tales como el Servicio de Aduanas de los Estados Unidos, el Guardacostas de los Estados Unidos, la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos y a la Unidad para el Control de Drogas de la Oficina Presidencial.
El VaporTracer


Las Maquinas de Rayos X también cuentan actualmente con una tecnología que permite discriminar ciertos componentes que pueden formar parte de un sistema de un artefacto de sabotaje.
Sin embargo, nada de esto garantiza un 100% de confianza como la que otorga la revisión con perros, el método más efectivo hasta el momento, hoy en día un perro entrenado puede llegar a reconocer más de 19.000 tipos diferentes de explosivos. En un Aeropuerto, metro o autobús continúa siendo la mejor forma de prevenir, según la propia opinión de oficiales del Bureau de de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF).

La DGAC-CHILE empeñada en mantener los altos estándares de seguridad, a comprendido la necesaria participación de perros en el ámbito de la seguridad mediante la detección de explosivos como parte fundamental. Personal AVSEC tuvo que especializarse en la utilización de perros preparados para revisión y detección de explosivos. En el mundo hay aproximadamente 500 perros más que se están utilizando para este fin, incluido un perro que está trabajando para detectar explosivos en Irak.

Personal AVSEC con perro entrenado.


Los perros de detección de bombas pueden "alertar" en armas de fuego, explosivos y munición escondido en contenedores y vehículos, en gente y enterrados bajo tierra, dijo un especialista en entrenamiento de canes. "Hasta ahora no hay nada conocido que trabaje mejor que los perros", dijo.






Fuentes: DGAC-CHILE/ http://www.washingtonpost.com/ http://www.perrosdebusqueda.com/%20AVSEC.

3 comentarios:

SEO dijo...

Detector de Trazas Microscopicas

SEO dijo...

Detector de Sustancias

SEO dijo...

Buen articulo, sobre los Detectores de Traza

Publicar un comentario en la entrada